::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




┬┐Es posible reparar nuestra Iglesia?


Bookmark and Share


¿Qué Iglesia observa el Papa Francisco?

Hoy el Papa Francisco tiene frente a sí una Iglesia derruida, añosa y descuida. Es urgente repararla. ¿No surge el llamado para el nuevo Papa:  Francisco repara mi Iglesia que se está cayendo en ruinas? ¿No es un llamado a nosotros también para trabajar en su reparación?




Ayer el Concilio Vaticano II

hablaba de que era tiempo

de abrir las ventanas,

para que el aire fresco

entrara en ella,

hasta sus piezas

más cerradas y ocultas…  

Hoy, pareciera

que es urgente

arreglar la ventana,

no abre,

tiene óxido

y sus goznes

están desgastados.

"Francisco, repara mi Iglesia", es el claro llamado que los signos de los tiempos hacen al nuevo Papa y a los cristianos de hoy.

¿Cómo hacerlo, si el daño es tan serio?

Ya el Papa ha dado signos importantes en ese pequeño acto del balcón  vaticano:

- Desde la sencillez, ha dejado varios de los ornamentos que revestían al Papa. Se permite romper el protocolo al tomar nuevamente la palabra, cuando ya le habían retirado el micrófono, toma el puesto menos importante.

- Desde la identidad de pueblo. Antes de dar la bendición 'Urbi et Orbi', pide que la comunidad presente le bendiga… el pueblo bendice a su Pastor.

-  Desde la transparencia. Su mirada abierta, sus palabras simples.

Reparar la Iglesia es pensar en los “cercanos lejanos”, aquellos que siendo católicos se han marchado o han sido alejados con nuestros excesos de cumplimientos y normativas. Los miles de católicos que ha perdido la Iglesia Chilena ¿no nos deben cuestionar nuestras propias vivencias eclesiales?  ¿O seguiremos como si aquí no ha pasado nada? (Ver infografía sobre Católicos en Chile, Emol marzo, 2013).

Reparar la Iglesia también es pensar en los “lejanos cercanos”, aquellos que sin parte de la Iglesia la valoran con actor social. Pueden ser LEJANOS a los que podemos ACERCAR, mediante el diálogo fe-cultura, ciencia y fe, tecnología y vida humana. Dios tiene hijos preferidos fuera de la Iglesia, el Reino de Dios sobrepasa a la Iglesia y sus estructuras.

No podemos ver el pueblo de Dios limitado a la Iglesia, con ellos, con todos, podemos construir el reino de justicia, la civilización del amor… ¿Lo hacemos desde el diálogo o desde la imposición? ¿Hemos levantado puentes entre creyentes y no creyentes, respetando sus identidades, sin proselitismos ni deseos de “convertir a los enemigos de la Iglesia”, como se decía antiguamente?

Francisco, Ramiro, Rodrigo, Iván, Luis, Andrés, Verónica, Natalia, Exequiel, María, Alejandro, Carlos, Mireya …………….  (ponga su nombre aquí)  mi iglesia está en ruinas,  anda y repárala… es un llamado universal a todo bautizado … ¿Responderemos como Dios quiere?



   



 


Autor: Libro Francisco Repara mi Iglesia
Decamino Editores. Winston H. Elphick D.

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados