::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




¿Una persona divorciada y vuelta a casar puede recibir la comunión en la Iglesia Católica?


Bookmark and Share


Nos llegan diversas consultas de personas que viven conflictos con su fe, muchas de ellas las respondemos en forma privada, por medio de correo electrónico, otras que han llegado a ser masivas, las compartimos por representar un tema complejo y que no es un caso específico, sino que es común a muchos.
Lo hemos llamado soliloquio, por ser una reflexión TOTALMENTE PERSONAL, no representa el pensamiento de la Iglesia (en este punto que trataremos) ... un soliloquio es una reflexión a solas en voz alta ... sobre un tema que nos da vueltas y vueltas...



¿Por qué una persona divorciada y vuelta a casar no puede recibir la comunión en la Iglesia Católica?

¿Qué dice la teología y disciplina de la Iglesia Católica que indica de aquellos divorciados y vueltos a casar?

La enseñanza de la Iglesia dice que aquellos que sin un Decreto de Nulidad, se encuentran separados y vueltos a casar o convivir, están en una relación de adulterio, que no les permite arrepentirse honestamente, para recibir la absolución de sus pecados y recibir la Santa Comunión, hasta que se resuelva la irregularidad matrimonial por el Tribunal de los Procesos Matrimoniales, u otros procedimientos que se aplican a los matrimonios de los no bautizados, no pueden acercarse a los Sacramentos de la Penitencia ni a la Eucaristía.

La Iglesia desea que estas parejas participen de la vida de la Iglesia hasta donde les sea posible (y esta participación en la Misa, adoración Eucarística, devociones y otros serán de gran ayuda espiritual para ellos) mientras trabajan para lograr la completa participación sacramental.

Podrían acercarse a comulgar, evitado el escándalo y recibida la absolución sacramental, si se comprometen a vivir en plena continencia, ha dicho la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe.

...........................

UN PERSONAL SOLILOQUIO...

..........................

¿Cómo nos hemos de hacer parte en el dolor de nuestros hermanos y hermanas separadas?
¿Por qué se niega la comunión a los que más la necesitan para asumir su situación de crisis y separación?
¿Jesús no vino a compartir especialmente con los "pecadores" o alejados de la fe? ¿La Eucaristía no es esencialmente alimento para los más débiles o es uns invitación especial para los que están "preparados"?
¿Acaso no requieren estos hermanos recibir la comunión para que el Señor esté con ellos y les manifieste su amor en plenitud?
¿Por qué las personas casadas sólo por civil y divorciadas pueden comulgar? ¿Es por qué se está cumpliendo con la "norma" ... y el espíritu de la norma?

Veo a Jesús con la mesa puesta, esperando a sus invitados, especialmente a los más alejados, a los más sufrientes, a los con hambre y sed de encuentro... veo a Jesús terminando de preparar los peces y los panes... pero algo detiene la entrada, alguien, un empleado del Señor les está haciendo un test de entrada... les está pidiendo documentos y requisitos que el dueño de casa no necesita...

 



   



 


Autor: Winston H. Elphick D.


SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados