::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




Dios y su compromiso con la Verdad


Bookmark and Share


El cardenal Francis George de Chicago ha publicado el libro:
Dios en Acción: ¿Cómo la Fe en Dios
puede afrontar los Retos del Mundo)
Ed. Doubleday, Chicago, Mayo año 2011.
Allí aclara desde el principio
que no habla de religión en el sentido
de su influencia sobre cómo piensa y actúa la gente,
o como filosofía de vida.

El libro es un intento de discernir cómo actúa Dios en nuestra época

y nos dice a los católicos de que leamos los "signos de los tiempos".




Dios amante de la Verdad

En contraste con la persona autónoma,
que se autodefine por sus decisiones basadas
únicamente en el deseo individual,
existe otro sentido de persona,
basado tanto en la fe como en la razón,
sostiene el cardenal George.

La ciencia y la tecnología
pueden dar respuestas a muchas preguntas,
pero debemos también lograr un conocimiento de nosotros mismos
que viene de hacer preguntas como:
¿Quién soy?
¿Qué debo hacer?

Las respuestas a estas cuestiones
no se pueden deducir de las leyes de la física,
sino que deben venir de una fuente espiritual
regida y perfeccionada por la verdad.

En esa fuente espiritual, continúa el cardenal George,
encontramos una verdad que nos convence
y nos abre a nosotros mismos, a los demás y a nuestro mundo.

"Nuestra dignidad como personas
tiene sus raíces en la libertad que refleja a Dios
y que llega a la propia conciencia
desde la razón natural y desde la respuesta
a la autorrevelación gratuita de Dios", afirmaba.

Desgraciadamente, comenta,
en la sentencia del Tribunal Supremo de Planned Parenthood contra Casey,
que establecía el derecho constitucional al aborto,
los jueces afirmaron que la esencia de la personalidad
es la capacidad de controlar y definir por uno mismo
el significado y el propósito de la vida.

Este pasaje consagra por ley el precepto de la libertad
como algo separado de toda relación.
"Es la libertad separada de la verdad de las cosas", observa.

Recuperar esta verdad es vital para trata con los desafíos
que plantean muchas cuestiones de bioética, afirma.

No podemos esperar tener una conversación sobre la dignidad humana
si partimos de una visión que ve a la persona como una mera colección de genes.

Por el contrario, necesitamos encontrar la dignidad humana
como una característica de la naturaleza humana que no puede perderse.

La dignidad nos viene también de la aceptación
del don de la salvación de Dios y de la vida en él.



   



 


Autor: John Flynn, L. C.
ROMA, domingo 12 de junio de 2011 . ZENIT

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados