::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




Fortaleciendo el pensamiento de los cristianos


Bookmark and Share


El pensamiento cristiano
se puede educar y fortalecer,
como un músculo corporal,
que tonifica el buen pensar
haciendo fuerte el pensamiento cristiano,
no combatiente y defensivo,
sino convincente y entusiasmante.

Este fortalecimiento
del buen pensar cristiano,
nos permitirá discernir
entre tanto emisor
que se auto proclama
defensor de las libertades y de la tolerancia.




En medio de este mundo globalizado,
convertido en una "babel comunicativa y valórica",

que sobrepasa toda capacidad de captación,
que nos satura y adormece,
que nos seduce son propuestas "abiertas y pluralistas", para silenciar el mensaje
que el mundo espera de los cristianos.

"La postmodernidad
marca la superación de la modernidad
dirigida por las concepciones unívocas
de los modelos cerrados,
de las grandes verdades,
de fundamentos consistentes,
de la historia como huella unitaria del acontecer.

La postmodernidad abre el camino,
según Vattimo, a la tolerancia, a la diversidad.

Es el paso del pensamiento fuerte,
metafísico, de las cosmovisiones filosóficas
bien perfiladas, de las creencias verdaderas,
al 'pensamiento débil',
a una modalidad de 'nihilismo débil',
a un 'pasar' despreocupado y,
por consiguiente, alejado de la actitud existencial.

Para Vattimo, las ideas de la postmodernidad
y del pensamiento débil
están estrechamente relacionadas
con el desarrollo del escenario multimedia,
con la toma de posición mediática
en el nuevo esquema de valores y relaciones.

En su libro La sociedad transparente
(Paidós, Barcelona, Lisboa)
advierte sobre el papel determinante
de los medios en este cambio histórico
en las formas de organizar
el pensamiento social y cultural.

Los medios se han convertido
en difusores de verdades parciales,
contrapuestas, diversas, complejas,
en ningún caso guiados
por objetivos ontológicos
o de narraciones unitarias del suceder histórico.

La historia se hace de "cantidad de información,
de crónicas, de televisiones que tenemos en casas...".

Pero no cabe pensar que los medios
consigan hacer más transparente a la sociedad,
sino que son los que reproducen
y crean la huella de la complejidad,
las representaciones donde se multiplican las posiciones,
los valores, los intereses, las percepciones...

En esa falta de transparencia, sin embargo,
emergen la diversidad, la tolerancia, las minorías;
en definitiva, un desplazamiento de los autoritarismos,
los prejuicios, la violencia.

A una sociedad compleja,
donde se reconoce la diversidad en todos sus matices,
ya no es posible constreñirla
con un corsé filosófico coercitivo.
Infiere Vattimo de todo ello,
que esa nueva sociedad postmoderna es, consiguientemente,
menos dogmática, conocedora de la diversidad
y partícipe de una nueva cultura de la tolerancia.

Vattimo, que no oculta que sus raíces filosóficas
están en Nietzsche y Heidegger,
encuentra en estos dos autores
las claves para la interpretación de la postmodernidad.
Cuando Nietzsche habla de la muerte de dios,
está hablando del fin de la metafísica,
está intuyendo el fin del pensamiento fuerte.



   



 


Autor: Equipo REDIMIS
Sobre libro de filósofo italiano Gianni Vattimo

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados