::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




¿Se contradice mi esencia con mi apariencia?


Bookmark and Share


Apariencia y esencia
de pronto se han convertido en enemigas.
Una es profundamente contradictoria y mentirosa (apariencia.
La otra es verdadera y clara (esencia).
¿Es en la realidad tna así?

¿Cuánto peso tiene la presión social
que en ocasiones me obliga a aparentar?
¿La apariencia no nos encierra y limita?
¿La esencia no nos libera y abre al encuentro?
¿Cómo las podemos hermanar en nuestra vida?
¿Cómo podremos cultivar nuestra esencia
sin retocar o maquillar nuestra apariencia?




Descubriendo los rasgos de nuestra esencia y apariencia.

Como pudo ver en el ejercicio
de las reproducciones humanas del museo de cera,
no es simple descubrir la diferencia
entre la persona real de su reproducción en cera.
No es fácil reconocer la persona de cera,
de la persona real ...

¿En la convivencia no ocurre lo mismo?

Creemos estar ante la persona real,
pero estábamos ante el personaje,
ante las apariencias, los cargos, el estatus,
el juego del escalamiento social,
los roles de conveniencia y de mayor aceptación social.

"La libertad cultural constituye
una parte fundamental del desarrollo humano
puesto que para vivir una vida plena
es importante poder elegir la identidad propia
-lo que uno es-
sin perder el respeto por los demás
o verse excluido de otras alternativas",

señala el Informe sobre Desarrollo Humano 2004
presentado en Bruselas con la participación
del administrador del Programa de las Naciones Unidas
para el Desarrollo, Mark Malloch Brown
y el primer ministro suizo Guy Verhofstadt.

Un pequeño texto publicado por boulesis,
nos habla de esto: iwc Aquatimer replica watches

"Ríe la apariencia:
-Esencia eres invisible.
Por lo tanto inexistente.

Pero replica la esencia:
-Apariencia eres efímera.
Nada en ti hay de permanente.

Y siendo que hablan las dos,
¿cuál existe y cuál no?"

Sabemos que ambas existen,
son dos partes de nosotros mismos.
Por la apariencia nos vinculamos con otros,
sino seríamos seres invibles, etéreos.
La apariencia nos muestra y acerca a los demás.

También sabemos que las apariencias
nos permiten disfrazarnos, "aparentar" lo que no somos.
"Las apariencias engañan"
-lo decían nuestros abuelos -
¡Pero es tremendamente complejo
descubrir las apariencias de la esencia!

Vivimos en un mundo en que las apariencias
han asumido los espacios de la esencia.

La esencia es lo profundamente real,
lo que nos define y marca como personas diferentes.
La esencia de cada persona es lo que siempre está,
aún pasando los años y los ojos perdiendo el brillo,
ella está allí, junto a nosotros,
fortaleciendo lo que somos.

Pero finalmente, esencia y apariencia
¿son cualidades separadas y distintas?

Son de expresiones distintas,
pero tremendamente unidas y relacionadas.

La sanidad de la vida humana
está en PARECER lo que SOMOS,
en que nuestra apariencia exprese
esa profunda y única esencia que cada uno ES.

El trabajo de humanización y personalización
que todos los días debemos desarrollar
es buscar una mayor coherencia
entre lo que SOY y lo que HAGO,
entre la cáscara y lo profundo,
entre mis ideas y mis creencias.

Cerrar las brechas entre apariencia y esencia
es una tarea que iniciamos siendo niños
y que abandonamos siendo adultos...

¿Cuánto peso tiene la presión social
que en ocasiones me obliga a aparentar?
¿La apariencia no nos encierra y limita?
¿La esencia no nos libera y abre al encuentro?
¿Cómo las podemos hermanar en nuestra vida?
¿Cómo podremos cultivar nuestra esencia
sin retocar o maquillar nuestra apariencia?

   

   



 


Autor: Winston H. Elphick D.
Preparado para www.discipulomisionero.com . Ilustración: Pablo Pérez. Pablogeo 2011

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados