::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




¿Cómo se forma el alma de un héroe?


Bookmark and Share


Valores e ideales. Lo que hace a los héroes...
Es el hombre un animal que se nutre de trascendencia.

Busca y anhela algo que le sobrepasa, pero que le satisface totalmente.




Al hombre le aqueja un hambre insaciable de algo más, algo mayor, algo superior.

Es el hombre un animal que se nutre de trascendencia. Busca y anhela algo que le sobrepasa, pero que le satisface totalmente. Y cuando lo ha conseguido es capaz de cualquier cosa por conservarlo - lo que llamamos heroicidades, o hazañas-. Sólo lo sobrenatural, lo que no desaparece con nuestros días, ha podido proponer fines sensatos a la naturaleza humana: nuestras obras en esta vida tienen un "eco" que no se borrará después de la muerte.

Pero, ¿qué es ese "algo"?

¿Qué es lo que el hombre busca realmente, lo que le atrae de una forma obsesiva hasta encontrarlo, o perderse en el intento? ¿El bien? ¿La verdad? ¿La belleza? ¿La perfección? ¿Quizá "Alguien" que reúna todo en sí mismo?

Tenemos la certeza de que una semilla de inquietud ha sido sembrada en el alma de cada hombre.

Desde lo más profundo de su ser clama por esa trascendencia que lo nutra: los valores, los ideales, lo más profundamente humano. Y es esto lo que nos admira de un hombre: encarna algún valor, algo que le hace más persona, que lo completa. No es el hombre, si no la virtud que en él percibimos, lo que destaca. Héroes puede haber tantos como hombres, con mayor o menor fama - las hazañas no son de menor valor porque nadie las alabe - sin embargo los consideramos una clase superior de hombres.

¿Por qué es un héroe?

Tenemos que contemplar lo que hay detrás de la persona del héroe, del hombre, para ver toda la realidad.¿Qué es lo que le hace serlo? Lo es, porque en él se refleja un ideal, porque defiende unos valores que pone por encima de sí mismo y por los que da su misma vida.

En el libro cuarto de la famosa trilogía de Tolkien uno de los principales personajes resume en esta frase todo lo que esta idea expresa:

"Yo no amo la espada porque tiene filo,

ni la flecha porque vuela, ni al guerrero porque ha ganado la gloria.

Sólo amo lo que ellos defienden."

Hay algo que fundamenta al hombre y que diferencia a un hombre de los demás: el verdadero héroe es aquel que ha puesto en la base de su vida unos valores, unos principios... El hombre que sigue un Ideal.

   

   



 


Autor: Ignacio María Rubio Hípola
Revista Virtudes y Valores, sept 2010. Fotos: Redimis.

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados