::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




JESUCRISTO: Si lo sigo ¿seré plenamente feliz?


Bookmark and Share


Si Jesucristo es el hombre más feliz de la historia humana. si yo estoy dispuesto a seguirlo y hago todos los intentos por ser un fiel seguidor... ¿por qué la felicidad nos cuesta tanto? ¿Será una utopía, un engaño para animarnos a no tirarnos por el barranco?...

Miguel Ortega Riquelme nos comparte algunas ideas de esto.




¿Cómo descubrir a Jesucristo?
y vivir esa felicidad prometida?

Con nuestra sola inteligencia
no lo podemos llegar a descubrir.

Inspirado en su ejemplo y su Palabra

yo sacaré de mi cabeza y de mi corazón
la ambición de tener más de lo que tengo.

Debo convencerme yo primero
de que la felicidad no está en las cosas,
ni en el poder, ni en el placer, ni en el dinero,
ni en los bienes de esta tierra.

Voy a fijar entonces mi mirada
en quienes poseen menos y en quienes me necesitan más.

No me dejaré arrastrar por los " profetas "
que pregonan la violencia agresiva
en el gesto o en las palabras.

Tendré mucho cuidado de aceptar la mentira
de una felicidad superficial de millonarios.

No me convencerán los propagandistas del consumo.

No haré caso de sus mensajes " científicamente "
pensados para que yo adquiera sus productos.

Viviré sencillamente.

No entraré en el mercado para ser el más elegante,
ni el más poderoso, ni el más acaudalado, ni el más bello,
ni el de mayores éxitos o triunfos,
ni siquiera el más bueno o el mejor.

Cuando tenga algo, lo sabré gozar y compartir.
Cuando no tenga, sabré apreciar
los otros dones que poseo en abundancia.

Me inspiraré en Jesucristo, en su estilo,
en su testimonio y en sus palabras.

Él es el modelo y el Maestro
al que yo quiero seguir e imitar.
Él es consecuente y verdadero.

Jesús, antes de " hablar" en la montaña,
" vivió " las Bienaventuranzas cada día.

En ellas descubrió el camino.
Su propuesta no es una aventura loca.
Es una experiencia probada por Él mismo.
Es su descubrimiento original.
Es su mayor aporte a la humanidad entera.
Su mayor entrega a los que lo buscan.

Por eso Jesús las anunció alegremente
y quiso compartirlas con nosotros.
Lo que Él vivió, lo que Él experimentó y descubrió
a lo largo de su Vida lo propuso
para que nosotros lo viviéramos.

Yo le creo. Con toda el alma.

Por eso haré de las Bienaventuranzas
mi elección para siempre,
mi programa de trabajo, mi proyecto de vida,
mi opción personal,
mi empeño cotidiano.

Este es mi Camino para ser feliz, intensamente feliz,
todos los días, a cada rato, hoy, aquí,
contigo y con otros, para siempre.

No hay otro Camino.
Sin duda alguna. "

 



   



 


Autor: Miguel Ortega Riquelme
Mi Maestro, del Libro He decidido ser feliz, Ed San Pablo Chile.

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados