::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




¿Orar o Trabajar? Dar sentido al día...


Bookmark and Share


LA PALABRA DE DIOS DA SENTIDO AL QUEHACER COTIDIANO

CIUDAD DEL VATICANO, 18 JUL 2010 (VIS).-Benedicto XVI se asomó a mediodía al balcón del patio interno del palacio apostólico de Castelgandolfo, donde
transcurre un período de descanso, para rezar el Ángelus con los fieles allí
reunidos.
Antes de la oración mariana el Papa reflexionó sobre el Evangelio de este
domingo, que narra la visita Jesús a casa de Marta y María, las hermanas de
Lázaro. La primera se dedica a las tareas domésticas y reprocha a la segunda
que no la ayuda porque está embebida escuchando a Cristo.




"Marta, Marta, te afanas y preocupas por muchas cosas;
y hay necesidad de pocas, o mejor de una sola.
María ha elegido la parte buena que no le será quitada".

La palabra de Cristo es clarísima:
ningún desprecio por la vida activa,
ni mucho menos por la generosa hospitalidad;
sino una llamada para recordar
que la única cosa verdaderamente necesaria es otra:
escuchar la Palabra del Señor;
¡y el Señor en aquel momento
está allí presente en la Persona de Jesús!

Todo lo demás pasará y nos será quitado,
pero la Palabra de Dios es eterna
y da sentido a nuestro quehacer cotidiano.

Esta página del Evangelio corresponde
plenamente al tiempo de las vacaciones -dijo el Papa-,
porque recuerda que los seres humanos
deben trabajar, dedicarse a las tareas domésticas
y profesionales, pero necesitan sobre todo a Dios,
que es luz interior de Amor y de Verdad.
Sin amor, incluso las actividades
más importantes pierden valor y no dan alegría.

Sin un significado profundo,
todo nuestro afán se reduce
a un activismo estéril y desordenado.

Y ¿quién nos da el Amor y la Verdad, si no Jesucristo?

Aprendamos pues, hermanos a ayudarnos
los unos a los otros, a colaborar,
pero antes que nada a elegir
juntos la parte mejor,
que es y será siempre nuestro bien más grande.



   



 


Autor: Benedicto XVI
CIUDAD DEL VATICANO, 18 JUL 2010

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados