::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




Cincuenta años del Concilio Vaticano II ... ¿Y?


Bookmark and Share


Cincuenta años del Concilio Vaticano

Han pasado 50 años del primer anuncio público del Concilio,
hecho por el Papa Juan XXIII el 25 de enero de 1959.
A los 90 días de su elección, el Papa llamó con audacia profética a toda la Iglesia a Concilio. Hubo estupor y desconcierto en el mundo entero.

El episcopado mundial quedó sorprendido, porque por primera vez se lo invitaba a enviar sugerencias a Roma después de años de silencio. Desde el primer anuncio, pasaron casi 4 años para que finalmente diera comienzo el Concilio, el 11 de octubre de 1962. Juan XXIII y después de él Pablo VI, marcaron los grandes objetivos del Concilio: renovación de la Iglesia, unidad de los cristianos, diálogo con el mundo moderno.




El Papa habló de "aggiornamento" (en italiano= puesta al día). Muchos consideraron, y aún hoy consideran, que este aggiornamento pastoral, promovido por el Concilio, fue una claudicación a las modas de aquel tiempo, sin embargo, el Papa quería emprender la renovación de la Iglesia, en las nuevas circunstancias de la historia.

Juan XXIII habló también sobre la urgencia de escudriñar los signos de los tiempos, como nos enseña el evangelio (Mt 16,2-4).

La tarea era reubicarse en el mundo de hoy, discerniendo los muchos valores evangélicos suscitados por Dios y presentes en la sociedad y en la cultura.

Habló de un Concilio prevalentemente "pastoral" para que la Iglesia volviera a revivir en sí la imagen del Buen Pastor. "En nuestro tiempo la Iglesia prefiere usar la medicina de la misericordia más que del castigo. Ella quiere venir al encuentro de las necesidades actuales, mostrando la validez de su doctrina más que
renovando condenas".

Criticó a "los profetas de calamidades acostumbrados a anunciar siempre infaustos acontecimientos, como
si el fin de los tiempos estuviera inminente. Ellos no ven en los tiempos actuales sino desbordes y ruina; van diciendo que nuestra época, comparada con las pasadas, ha ido empeorando".

El Papa Juan y el Concilio enseñaron otro modo de ser Iglesia, otro estilo.
El Papa Juan no fue solo el "Papa Bueno", el de las caricias a los niños. A los 13 años de terminada la Segunda Guerra Mundial, advirtió los enormes cambios que se habían dado y se estaban dando en la sociedad y que precisaban una nueva postura por parte de la Iglesia. Fue él que dijo:

"La Iglesia es la Iglesia de todos, pero especialmente la Iglesia de los pobres".

En su "Breve historia del Concilio", el historiador G. Alberigo, dice: "Las debilidades de la Iglesia actual no dependen de los excesos en la aplicación del Concilio, sino mas bien de la recepción del mismo
demasiado frenada". Después de la primera etapa de entusiasmo, vino una segunda etapa donde cundió la contestación y a la vez un intento de restauración que frenó y produjo estancamiento
e involución en muchos sectores de la Iglesia.

Sin embargo el espíritu del Concilio hoy sigue vivo en nuestras Iglesias y sigue habiendo todavía muchos desafíos pendientes. El card. Walter Kasper habla de una tercera fase de la recepción conciliar que, a los 50 años de su convocación, puede aportar una nueva interpretación  para la realización integral del Concilio Vaticano II.



   



 


Autor: Primo Corbelli scj
Revista Umbrales, Uruguay 9 de Agosto de 2010

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados