::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




Berthold Brecht, escribir para el cambio social


Bookmark and Share


! INTRODUCCION.

Eugen Berthold Friedrich Brecht

Nació el 10 richard mille replica watches de febrero de 1898 en Augsburgo, Baviera.
El joven Brecht era un rebelde que jugaba al ajedrez y tocaba el laúd. Se sentía atraído por lo distinto, lo extravagante, y se empeña en vivir al margen de las normas de su tiempo, de su recato y su sentido de disciplina rc helicopter. Desde muy joven demostró que estaba lleno de ideas para construir una sociedad distinta, mejor.
Inicialmente influído por la euforia de la guerra, Brecht la criticó con el ensayo sobre el poeta Horacio (65 a. C.-8 a. C.) «Dulce et decorum est pro patria mori» («Dulce y honorable es morir por la patria»), en el que se considera honorable morir por la patria y que Brecht considera como «propaganda dirigida» en la que sólo los «tontos» caen. Por ello fue castigado en la escuela. 

Su escritura siempre ha tenido como referente la bonda humana, el bien común, un pensamiento discrepante, una nota diferente. 




2. ¿QUE NOS DICE BERTOLD BRECHT?

CANCIÓN DE LA BUENA GENTE
(Lied über die guten leute best replica watches)

A la buena gente se la conoce
en que resulta mejor
cuando se la conoce.
La buena gente
invita a mejorarla,
porque ¿qué es lo que a uno
le hace sensato?
Escuchar y que le digan algo.

Pero, al mismo tiempo,
mejoran al que los mira y a quien miran.
No solo porque nos ayudan
a buscar comida y claridad, sino más aún,
nos son útiles porque sabemos
que viven y transforman el mundo.

Cuando se acude a ellos,
siempre se les encuentra.
Se acuerdan de la cara que tenían
cuando les vimos por última vez.

Por mucho que hayan cambiado
-pues ellos son los que más cambian-
aún resultan más reconocibles.

Son como una casa que ayudamos a construir.
No nos obligan a vivir en ella,
y en ocasiones no nos lo permiten.
Por poco que seamos,
siempre podemos ir a ellos,
pero tenemos que elegir lo que llevemos.

La buena gente nos preocupa.
Parece que no pueden realizar nada solos,
proponen soluciones que exigen aún tareas.
En momentos difíciles de barcos naufragando,
de pronto descubrimos fija
en nosotros su mirada inmensa.
Aunque tal como somos no les gustamos,
están de acuerdo, sin embargo, con nosotros.

3. ¿QUE ME DICE BERTOLD BRECHT?

(Poemas y Canciones 1940)

¿De dónde saca la fuerza esa "buena gente"?
¿Quién es esa buena gente?
Dios mismo brilla, sin decirlo abiertamente,
en esa buena gente.
Esa es la forma discreta de Dios,
de aparecer en el hoy del mundo.
Dios sigue encarnándose,
sigue moviendo por su Espíritu,
todo lo que hay de bondad, de verdad,
de libertad, entre nosotros

¿CREO EN ESTO? ¿SIENTO Y PIENSO QUE ES REAL?

   

   



 


Autor: Berthold Brecht
Poemas y Canciones 1940

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados