::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




Documento conclusivo de Aparecida


Bookmark and Share


La V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, se reunió el mes de mayo de 2007 en Aparecida Brasil.
El Papa Benedicto el 29 junio 2007, presentó el Documento final de Aparecida para todos los fieles, para que se sientan parte de esta gran tarea de la Iglesia en la Evangelización.
El Documento de Aparecida se sitúa en continuidad con las precedentes Conferencias Generales de Río de Janeiro, Medellín, Puebla y Santo Domingo.

Estructura del Documento:

I. -Introducción
II. Primera Parte: La vida de nuestro pueblos hoy
III. Segunda Parte: La vida de Jesucristo en los discípulos misioneros
IV. Tercera Parte: La vida de Jesucristo para nuestro pueblos




El 13 de mayo pasado, a los pies de la Santísima Virgen Nuestra Señora Aparecida, en Brasil, he inaugurado con gran gozo la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe.
Conservo vivo el grato recuerdo de dicho encuentro, en el que he estado unido con vosotros en el mismo afecto por vuestros queridos pueblos y en la misma solicitud por ayudarles a ser discípulos y misioneros de Jesucristo, para que en Él tengan vida.
Al mismo tiempo que expreso mi reconocimiento por el amor a Cristo y a la Iglesia, y por el espíritu de comunión que ha caracterizado dicha Conferencia General, autorizo la publicación del Documento Conclusivo, pidiendo al Señor que, en comunión con la Santa Sede y con el debido respeto por la responsabilidad de cada Obispo en su propia Iglesia particular, sea luz y aliento para una fecunda labor pastoral y evangelizadora en los años venideros.
En este Documento hay numerosas y oportunas indicaciones
pastorales, motivadas con ricas reflexiones a la luz de la fe y del contexto social actual. Entre otras, he leído con particular aprecio las palabras que exhortan a dar prioridad a la Eucaristía y a la santificación del Día del Señor en los programas pastorales (cf. nn. 251-252), así como las que expresan el anhelo de reforzar la formación cristiana de los fieles en general y de los agentes de pastoral en particular. En este sentido, ha sido para mí motivo de alegría conocer el deseo de realizar una "Misión Continental" que las Conferencias Episcopales y cada diócesis están llamadas a estudiar y llevar a cabo, convocando para ello a todas las fuerzas vivas, de modo que caminando desde Cristo se busque su rostro (cf. Novo millennio ineunte, 29).
A la vez que invoco la protección de la Santísima Virgen en su advocación de Aparecida, Patrona de Brasil, y también en su advocación de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de América y Estrella de la Evangelización, os imparto con afecto la Bendición Apostólica.
Vaticano, 29 de julio de 2007, solemnidad de los santos Apóstoles
Pedro y Pablo.

 

I N D I C E

PRESENTACIÓN
CARTA DE S.S. BENEDICTO XVI
DISCURSO INAUGURAL DE S.S. BENEDICTO XVI
INTRODUCCIÓN

PRIMERA PARTE: LA VIDA DE NUESTROS PUEBLOS HOY

Capítulo 1: LOS DISCÍPULOS MISIONEROS1.1 Acción de gracias a Dios
1.2 La alegría de ser discípulos y misioneros de Jesucristo
1.3 La misión de la Iglesia es evangelizar

Capítulo 2: MIRADA DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS SOBRE LA REALIDAD
2.1 La realidad que nos interpela como discípulos y misioneros
2.1.1 Situación Sociocultural
2.1.2 Situación económica
2.1.3 Dimensión socio-política
2.1.4 Biodiversidad, ecología, Amazonia y Antártida
2.1.5 Presencia de los pueblos indígenas y afroamericanos en la Iglesia
2.2 Situación de nuestra Iglesia en esta hora histórica de desafíos

SEGUNDA PARTE: LA VIDA DE JESUCRISTO EN LOS DISCÍPULOS MISIONEROS

Capítulo 3: LA ALEGRÍA DE SER DISCÍPULOS MISIONEROS PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO DE JESUCRISTO
3.1 La buena nueva de la dignidad humana
3.2 La buena nueva de la vida
3.3 La buena nueva de la familia
3.4 La buena nueva de la actividad humana:
3.4.1 El trabajo
3.4.2 La ciencia y la tecnología
3.5 La buena nueva del destino universal de los bienes y ecología
3.6 El continente de la esperanza y del amor

Capítulo 4: LA VOCACIÓN DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS A LA SANTIDAD
4.1 Llamados al seguimiento de Jesucristo
4.2 Configurados con el Maestro
4.3 Enviados a anunciar el Evangelio del Reino de vida
4.4 Animados por el Espíritu Santo

Capítulo 5: LA COMUNIÓN DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS EN LA IGLESIA
5.1 Llamados a vivir en comunión
5.2 Lugares eclesiales para la comunión
5.2.1 La diócesis, lugar privilegiado de la comunión
5.2.2 La Parroquia, comunidad de comunidades
5.2.3 Comunidades Eclesiales de Base y Pequeñas comunidades
5.2.4 Las Conferencias Episcopales y la comunión entre las Iglesias
5.3 Discípulos misioneros con vocaciones específicas
5.3.1 Los obispos, discípulos misioneros de Jesús Sumo Sacerdote
5.3.2 Los presbíteros, discípulos misioneros de Jesús Buen Pastor
5.3.2.1 Identidad y misión de los presbíteros
5.3.2.2 Los párrocos, animadores de una comunidad de discípulos misioneros
5.3.3 Los diáconos permanentes, discípulos misioneros de Jesús Servidor
5.3.4 Los fieles laicos y laicas, discípulos y misioneros de Jesús Luz del mundo
5.3.5 Los consagrados y consagradas, discípulos misioneros de Jesús Testigo del Padre
5.4 Los que han dejado la Iglesia para unirse a otros grupos religiosos
5.5 Diálogo ecuménico e interreligioso
5.5.1 Diálogo ecuménico para que el mundo crea
5.5.2 Relación con el judaísmo y diálogo interreligioso

Capítulo 6: EL ITINERARIO FORMATIVO DE LOS DISCÍPULOS MISIONEROS
6.1 Una espiritualidad trinitaria del encuentro con Jesucristo
6.1.1 El encuentro con Jesucristo
6.1.2 Lugares de encuentro con Jesucristo
6.1.3 La piedad popular como espacio de encuentro con Cristo
6.1.4 María, discípula y misionera
6.1.5 Los apóstoles y los santos
6.2 El proceso de formación de los discípulos misioneros
6.2.1 Aspectos del proceso
6.2.2 Criterios generales
6.2.2.1 Una formación integral, kerygmática y permanente
6.2.2.2 Una formación atenta a dimensiones diversas
6.2.2.3 Una formación respetuosa de los procesos
6.2.2.4 Una formación que contempla el acompañamiento de los discípulos
6.2.2.5 Una formación en la espiritualidad de la acción misionera
6.3 Iniciación a la vida cristiana y catequesis permanente
6.3.1 Iniciación a la vida cristiana
6.3.2 Propuestas para la iniciación cristiana
6.3.3 Catequesis permanente
6.4 Lugares de formación para los discípulos misioneros
6.4.1 La Familia, primera escuela de la fe
6.4.2 Las Parroquias
6.4.3 Pequeñas comunidades eclesiales
6.4.4 Los movimientos eclesiales y nuevas comunidades
6.4.5 Los Seminarios y casas de formación religiosa
6.4.6 La Educación Católica
6.4.6.1 Los centros educativos católicos
6.4.6.2 Las universidades y centros superiores de educación católica

TERCERA PARTE: LA VIDA DE JESUCRISTO PARA NUESTROS PUEBLOS
Capítulo 7: LA MISIÓN DE LOS DISCÍPULOS AL SERVICIO DE LA VIDA PLENA
7.1 Vivir y comunicar la vida nueva en Cristo a nuestros pueblos
7.1.1 Jesús al servicio de la vida
7.1.2 Variadas dimensiones de la vida en Cristo
7.1.3 Al servicio de una vida plena para todos
7.1.4 Una misión para comunicar vida
7.2 Conversión pastoral y renovación misionera de las comunidades
7.3 Nuestro compromiso con la misión ad gentes

Capítulo 8: REINO DE DIOS Y PROMOCIÓN DE LA DIGNIDAD HUMANA
8.1 Reino de Dios, justicia social y caridad cristiana
8.2 La dignidad humana
8.3 La opción preferencial por los pobres y excluidos
8.4 Una renovada pastoral social para la promoción humana integral
8.5 Globalización de la solidaridad y justicia internacional
8.6 Rostros sufrientes que nos duelen
8.6.1 Personas que viven en la calle en las grandes urbes
8.6.2 Migrantes
8.6.3 Enfermos
8.6.4 Adictos dependientes
8.6.5 Detenidos en cárceles

Capítulo 9: FAMILIA, PERSONAS Y VIDA
9.1 El matrimonio y la familia
9.2 Los niños
9.3 Los adolescentes y jóvenes
9.4 El bien de los ancianos
9.5 La dignidad y participación de las mujeres
9.6 La responsabilidad del varón y padre de familia
9.7 La cultura de la vida: su proclamación y su defensa
9.8 El cuidado del medio ambiente

Capítulo 10: NUESTROS PUEBLOS Y LA CULTURA
10.1 La cultura y su evangelización
10.2 La educación como bien público
10.3 Pastoral de la Comunicación Social
10.4 Nuevos areópagos y centros de decisión
10.5 Discípulos y misioneros en la vida pública
10.6 La Pastoral Urbana
10.7 Al servicio de la unidad y de la fraternidad de nuestros pueblos
10.8 La integración de los indígenas y afroamericanos
10.9 Caminos de reconciliación y solidaridad

CONCLUSIÓN  .MENSAJE A LOS PUEBLOS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 

Ofrecemos la versión completa del documento de Aparecida.
Bajo la portada del texto, puede pinchar y bajarlo 



   



Documentos: · Documento Final Aparecida |
 


Autor: Documento de Aparecida
CELAM, 29 de julio de 2007

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados