::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




¿Qué pasó Señor que siendo tan limpio está tan sucio?


Bookmark and Share


Al mirar la ruta por la que paso en la vida, al leer la historia que hemos vivido, me queda en la memoria la el dolor y la muerte, la tortura y los desaparecidos, el libre mercado y la pobreza, la gordura y la inanición, el centro y la periferia, lo negro y lo blanco, el sobrepeso y la hambruna, el norte y el sur... ¿Qué pasó con ese mundo maravilloso que fue creado por Dios y retratado en el libro del Génesis?



"Que el mundo fue y será una porquería
siempre así, en el 510 y en el 2000 también"
-Dice el tango adolorido-

"¡Qué el mundo me quedó hermoso!
¿Quién lo podría puede negar?"
-Seguramente tiene que haber pensado Dios,
luego de trabajar en esta hermosa creación-

"Y vió Dios que todo era bueno"
-dice el libro del Génesis-
Todo era grato de ver,
de usar, de tocar, de contemplar.
Sin ninguna duda en el principio
todo lo que existía era bueno...

Y fue así porque Dios en persona
aleteaba sobre las aguas
como un pájaro que busca ansiosamente
concretar la fecundación de la vida,
como espermio corriendo tras el óvulo.

Dios en persona aleteaba
imaginando la creación,
con sus mares llenos de colores y armonía,
con enormes cetaceos
y microscópicos organismos.

Dios estaba loco imaginando
a niños y viejos jugando, pescando
en ese mar y en esas playas enormes...
Dios estaba loco creando todo en todo,
miles, millones de genes, células, embriones,
flores, corderos, anguilas, soles, galaxias...
¡Qué imaginación más desbordada!
¿Qué habrá pasado luego Señor?

¿Por qué con el tiempo se nos vino el caos,
la miseria, la "porquería" del tango,
la sombra de Hiroshima y Nagazaki,
la tortura de villa grimaldi,
las madres de la Plaza de Mayo,
la silla de muerte, la contaminación,
el dolor del no nacido y rechazado,
los pobres predeterminados socialmente
para ser obreros y mano de obra desechable,
la mentira de Clinton, el libre mercado?

¿Qué pasó Señor que siendo todo
tan limpio está todo tan sucio?

¿Qué...?



   



 


Autor: Winston H. Elphick D.


SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados