::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI



Sueños para América Latina


Bookmark and Share



Carta profética de Dom Helder Camara y respuesta de Mons. Jerónimo Podestá
Del Libro "El mártir que no mataron" de Clelia Luro

Cartas originales manuscritos en el archivo de Jerónimo Podestá




Recife 30/31 octubre, 1981

Jerónimo, mi querido hermano:
Claro que tuve una pena muy profunda al fallar a nuestro encuentro. Fue algo imprevisto y necesario. Si demoré la respuesta hasta hoy, fue para meditarla mejor delante de Dios.
¡Quería tanto que el Espíritu de Dios soplase la respuesta más adecuada para tener una mejor colaboración para la marcha de los planes divinos...!
Permítame que le diga como agradecí al Pai que hayan podido liberarse de las preocupaciones económicas, tan duras, tan terribles, y estén más libres para los grandes y bellos sueños...
Ustedes sólo podrán entender mi respuesta sobre el plano del encuentro, teniendo en vista algunos datos de orden personal;
El 7 de Febrero de 1984, si Dios aun me deja en la tierra, estaré completando los 75 años de edad y deberé "aposentarme" en la Arquidiócesis de Olinda y Recife.
Si Dios me permite vigor físico y cabeza no esclerosada, hasta febrero de 1984 y después de alejarme de la Diócesis trataré aprovechar al máximo, teniendo muy presente los carismas recibidos y los llamados del Señor.
Desde que llegué a Recife, abril de l964 sentí que el trabajo esencial para mí sería en el plano local, regional, nacional, trabajo humilde, paciente, anónimo, y del cual los principales, las Comunidades de Base y la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil.
Pero luego sentí también la necesidad de ayudar a la concientización de los países industriales ricos, pues sin cambio en las estructuras serían impracticables.
Hoy recibo termino medios cada año 80 invitaciones internacionales.
Arreglé con mi Pueblo y con Pablo VI (y ahora con Juan Pablo II) cinco viajes cada año, durando todos juntos un mes, siempre con aprobación previa y cordial del Obispo diocesano y siempre para luchar por la Justicia y el amor como camino para una Paz verdadera y duradera.
Mi convicción profunda es que con pleno realismo, viendo de frente y sin miedo los problemas gravísimos que sumergen a más de 2/3 de la Humanidad y los peligros evidentes de suicidio Universal, hay grandes señales de esperanza, tanto en nuestros países como en los países industrializados y ricos.
De paso le digo que el Desafío Mundial, trabajo del Club de París, es útil como compilación de datos, parece hecho más como propaganda japonesa. No discuto el valor de la electrónica. Lo que me parece ingenuo es imaginar que los japoneses van a tener tanto triunfo que van a poder abrumar y que van a poder vivir y hacer vivir una actitud mundialista, fraterna en el polo opuesto del egoísmo y del super egoísmo de la super potencia de hoy.
Tengo tres sueños principales que se complementan y que van a exigir diversas tareas conforme a los carismas recibidos.


A) Sueño de auténtica integración Latinoamericana sin imperialismos de afuera, ni imperialismo de adentro.
América Latina tiene en relación a sus hermanos Asia y Africa tres responsabilidades principales (miren que no digo superioridades, sino responsabilidades).
América Latina tiene prácticamente la misma lengua.
América Latina tiene el mismo fondo cristiano
América Latina tiene siglo y medio de experiencia de independencia política, sin independencia económica y sin independencia cultural.
Integración auténtica y sin Imperialismos (en plural) externos ni internos.
Para que la Iglesia (sin partir de modo alguno para nuevas Cristiandades o gobiernos Teocráticos, o Partidos Cristianos) anime la marcha para un Continente hermano, punto de partida para un Mundo Hermano, será necesario retomar el CELAM, lo que será hecho sin ambiciones personalistas, sin golpes bajos y viendo tan sólo por la Iglesia de Cristo en América Latina siempre más al servicio de nuestra gente sufrida.
Cualquier precipitación en este particular sería desastrosa. Tenemos que estar alertas para la Hora de Dios (a mi juicio según yo veo). Después de retomado el CELAM y antes del año 2000.

B) Sueño de hacer posible para el año 2000, el Concilio de Jerusalén II
Hay operaciones previas que están siendo y serán siempre más conducidas por el propio Espíritu Santo.
Transformación de la Curia Romana, de modo que se volviese efectivamente servicio a la Colegialidad Episcopal y a la Co-responsabilidad de todo el Pueblo de Dios
? Ayuda efectiva al Papa para que él pueda ejercer su misión de Pedro y vivir el primado en exclusivos términos evangélicos de servicio y de amor.
? Vivencia efectiva del Pueblo de Dios como superación de choques, como Iglesia vertical e Iglesia horizontal, Iglesia Jerárquica e Iglesia Popular...
? Concilio Jerusalén II supone el espíritu de lo que pasó entre Pedro y Pablo. El lugar podría ser la propia Roma, como manera paulina de manifestar amor y fidelidad a la Iglesia de Cristo, tratando de ayudarla.


I) A liberarse del engranaje del dinero y de tentaciones de prestigio.
II) A vivir palabras de Cristo como Él le dijo a la Samaritana.
III) A vivir el anuncio de la Buena Nueva como salvaguarda efectiva de las culturas, en medio de las cuales el Espíritu de Cristo sembró verdades cristianas que se ignoran.
Sólo de esa forma la Iglesia de Cristo realizara el ecumenismo a la que es plenamente llamada.
El plazo hasta el año 2000 sería impracticable si este sueño sólo no tuviese como principal promotor al propio Espíritu de Dios.

C) Sueño de diálogo autentico con los Mundos de Mundos.
Nosotros sabemos todos que la Galaxia a la que pertenecemos está lejos de ser de las mayores. Nuestro sol que nos parece inmenso, es de sexto o séptimo orden. Nuestra tierra es un punto en la cabalgada de los astros.
Como cristianos jamás olvidaremos que el Hijo de Dios se encarnó en nuestra tierra pequeñita y humilde.
Pero ¿cómo insistir en pensar que el Creador, infinitamente sabio y poderoso, creara billones de estrellas millones de veces más grandes que la tierra, sólo para que quedaran enormes distancias centellando para alegría del mirar humano...?
Sería orgullo absurdo pretender que vida y sobre todo vida inteligente y libre solamente hubiera en la Tierra...
Debe haber en los mundos de mundos, vida en el nivel de la nuestra y vida encima del nivel de la nuestra.
El problema para la Criatura humana sería alcanzar mundos tan distantes. Con las esencias de la tierra tendríamos que partir para congelamientos a ser quebrados varias generaciones después de las nuestras.
Pero ¿quien duda que el hombre va a aprender a viajar utilizando las fuerzas de la naturaleza y alcanzar la velocidad de la luz?
Einstein nos advirtió que si ocurriese tal cosa, el cuerpo del hombre se volatilizaría... Pero ¿por qué dudar que el hombre con su inteligencia descubrirá medios de protegerse contra la volatilización del cuerpo?
Como es más que probable que todo esto acontezca alrededor del año 2000, hemos de estar alertas para ayudar a nuestros hermanos que quedarán tontos... Aún hoy hay quien duda de la llegada del hombre a la luna. Hay quien dice hoy que si fuera verdad que el hombre llegará a la luna sería el fin del mundo, cuando aún estamos en los primeros días de la Creación.

Siento profundo interés por los tres sueños.
En la hora oportuna, podré indicar uno o dos brasileños calificados para integrar un equipo Latinoamericano para que se ponga de lleno al servicio del primer sueño.
Pretendo integrarme, siempre más con especialistas en astronomía, en astronáutica, en astrofísica, en astro química, en astro- política, para ayudar a acercar a la Iglesia de Cristo hoy en día con la marcha del sueño N° 3.
Pero el sueño para el cual me siento prácticamente llamado es el sueño N° 2. No me preocupa saber que es más que probable que yo asistiré al Jerusalén II desde la casa del Padre. Estaré ayudando desde allá.
Crea, Jerónimo que, como siempre, les hablé de corazón abierto. Y sabe que esta carta no es solo suya, es también de Clelia, quien ha sido un instrumento providencial junto a ustedes.
Clelia, agradezco la chalina de vicuña lindísima queme acompañará siempre en mis viajes por los países fríos.
Tal vez mis sueños les parezcan muy locos. Tal vez me quisieran ver con los pies más firmes en el humilde día a día.


Cuando se sueña solo
Es apenas un sueño
Cuando soñamos juntos
Es el comienzo de una realidad.
Quedemos siempre unidos en Cristo.
+ Helder Cámara


Respuesta de Mons. Jerónimo Podestá
Buenos Aires, 4 de diciembre de l981

Querido Dom Helder:
Estas líneas no pretenden ser una contestación sino un acuse de recibo de su muy extensa y hermosa carta... La desilusión de que Usted no llegara a nuestro encuentro en Río quedó compensada con creces con su carta y sus íntimas confidencias... entonces le dije a Clelia saldremos ganando con el "terrible desencuentro" pues Helder nos manifestará sus ideas y sus pensamientos más íntimos y profundos, pero no sospechábamos que serían confidencias tan completas. Nos sentimos privilegiados por habernos abierto su corazón y su mente y guardaremos celosamente estas páginas suyas que serán un secreto entre nosotros y usted...
Quiero hacerle dos comentarios: No tema haberse salido de lo concreto y menos aún nosotros pensamos que Usted está viviendo sueños de fantasía, sino sueños de Fe, Esperanza muy concretas que dicen estrecha realidad con la real utopía del Evangelio y con la Bienaventurada Esperanza de la Parusía-que según dice Teilhard de Chardin, nosotros debemos apresurar con una  "Acumulación de deseos."
Humildemente coincidimos en todo con sus tres sueños- son también los nuestros- El segundo - o sea la profunda transformación de la Iglesia ha sido la permanente inquietud de Clelia -y también la mía- sobre todo desde que Usted me unió a ella -pero no avizoramos un futuro Concilio Jerusalem II en el que surja un Pablo que sepa enfrentar a Pedro y censure sus excesos y extrapolaciones - Ahora veo con claridad que un futuro Concilio aparece como mucho más factible y eficaz que el milagro de un Papa que pueda y quiera concebir la Iglesia y sus estructuras de una manera diferente.
En cuanto al primer sueño de una América Latina unida, Usted sabe cuanto lo hemos soñado nosotros también.
Sin duda es un gran tema el estar abierto al "mundo de los mundos" su tercer sueño, hasta ahora esa perspectiva no me parecía tan inmediata sino más "futura", pero Usted tiene toda la razón del mundo: " Es necesario estar abiertos y preparados para cuando llegue la hora..." Siempre consideré preocupante que la Iglesia estuviese tan desubicada, puesta casi exclusivamente "en el más allá", tan alejada de las expectativas científicas clericales; no se percata de que está encerrada sobre sí misma y de que en forma aberrante y hasta herética se concibe autosuficiente, se piensa y siente "Divina". (siendo así que de ninguna manera lo es en sus estructuras temporales) se vivencia como subrrogante de Cristo y del Espíritu, puesto que es sencillamente "infalible"
¿Qué podemos hacer para que estos sueños sean compartidos por muchos y así comiencen a ser una realidad?.....

Jerónimo



   



 


www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados