::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI



Orando con San Alberto Hurtado


Bookmark and Share


Rezar es repetir una oración que otro ha escrito.
Orar es hacer oración, es dialogar y conversar con Dios.
Un rezo escrito por otro ¿lo puedo hacer oración?, por cierto. Meditando, repitiendo una frase, imaginando lo que dice el texto, dialogando con Dios a partir de un rezo, como alguno de los que presentamos a continuación.



ORACION 

Señor: Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes

y a no mentir para ganarme el aplauso de los débiles

Si me das fortuna, no me quites la felicidad.

Si me das fuerza, no me quites la razón.

Si me das éxito no me quites la humildad.

Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Enséñame a perdonar, que es lo más grande del fuerte

y a entender que la venganza, es la señal primitiva del débil.

No me dejes inculpar de traición a los demás, por no pensar como yo.

Enséñame a juzgar y a querer a los demás como a mí mismo.

Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme.

Si la gente, faltara conmigo,

dame valor para perdonar. Señor,

Si yo me olvido de tí, tú no te olvides de mí.

 

................

 

ORACIÓN A SANTA MARIA

¡Madre mía querida y muy querida!
Ahora que ves en tus brazos a ese bello Niño
no te olvides de este siervo tuyo,
aunque sea por compasión mírame;
ya sé que te cuesta apartar los ojos de Jesús
para ponerlos en mis miserias,
pero, madre, si tú no me miras,
¿cómo se disiparán mis penas?
Si tú no te vuelves hacia mi rincón,
¿quien se acordará de mí?
Si tú no me miras,
Jesús que tiene sus ojitos clavados en los tuyos,
no me mirará.

Si tú me miras, El seguirá tu mirada y me verá
y entonces con que le digas
"¡Pobrecito! necesita nuestra ayuda";
Jesús me atraerá a sí y me bendecirá
y lo amaré y me dará fuerza y alegría,
confianza y desprendimiento.
Me llenará de su amor y de tu amor
y trabajaré mucho por El y por Ti,
haré que todos te amen
y amándote se salvarán.
¡Madre! ¡Y solo con que me mires!

.................

 

CRISTO EN MI LUGAR

 

¿Qué haría Cristo en mi lugar?

Morir por caridad.
Morir sin saber hecho mal
a nadie y bien a todos.

Desfallecer por ayudar
a otros y llevar su carga.

Consolando, instruyendo...
Haciendo el bien.

Alegría de vivir.
Contento, Señor, Contento.

........................

 

 



   



 


www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados