::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




Por el buen uso del Tiempo...


Bookmark and Share


¿Se han dado cuenta del tiempo que ocupamos en pasarlo bien o en pasarlo mal?

En realidad parece que nadie quisiera pasarlo mal y más bien, divertirse. Pero
el ogro del aburrimiento de una y otra manera se las arregla para hacer de las
suyas y atrapar al más avezado de los entretenidos. Recuerdo que en alguna
ocasión alguien me señaló que aburrirse era algo poco inteligente, pues siempre
había posibilidad de enganchar con algo inquietante que nos permitiera
entusiasmarnos e interesarnos.
No sé, para algunos si no hay tele... música estridente... gente alrededor... o
un "carretito", no lo pasa bien... Allá cada cual, pero en realidad no se trata de
ser un amargado que vive autistamente o un santurrón que le teme al qué dirán
de la gente y por eso se priva de mantener la compostura. Más bien, se trata de
disfrutar de la diversidad de momentos y gentes que nos otorga la vida, quizás
darnos la oportunidad de estar lúcidos y bien despiertos, embriagándonos, no de
alcohol, sino, de nuestra propia existencia, de sí mismos, del entorno y junto con
éste, de los demás.
Creo que, muchas veces, el tiempo se hace más corto cuando se está con alguien
el cual nos agrada, por su forma de ser, por su "perso" o por ciertas características
que hacen a esa persona como alguien distinguida, especial, distinta y
maravillosamente encantadora... tiendo a pensar que tal vez él o ella sea un
reflejo de lo que yo mismo soy y ese encantamiento sea un afirmar que yo mismo
soy hermoso y tremendamente entretenido e interesante... Tiendo a pensar en
"El Club de la Pelea", en su protagonista, el cual quería ser otro y admiraba a
otro, en circunstancias que era él mismo quien había logrado atraer a un montón
de gente que le admiraba y seguía. Insisto, allá él con su estilo, lo lindo es que
él lo descubrió ¿y tú, yo, ya lo hicimos?, ¿descubrimos nuestro estilo?
Tal vez eso nos lleve la vida entera, pero más vale jugárnosla por el desafío que
es el conocimiento del propio estilo o de sí mismo que, vivir falsamente y
refugiado en un sin fin de disfraces y caretas, sonriendo a quien no quieres y
haciéndole venias a personajes que humanamente no lo merecen, ya que al
momento de sacar cuentas las apariencias, el dinero y el lucro valdrán más que
tu propia, hermosa e irrepetible existencia y me parece que disfrutarla va mucho
más allá de un carrete y de los "copetes" que tome o de los "pitos" que fume,
pues ya ves, la simpleza que nos permiten la risa y la gratuidad de los niños no
dependen de ningún otro estímulo que querer vivir la vida...



   



 


Autor: Por David Álvarez, Ediciones UCSH.
Boletín de Pastoral

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados