::: Discipulomisionero:::
Documento sin título
Buscar      
Ingreso de Usuarios
Email :
Clave :
SI NO ESTAS REGISTRADO
HAZLO AQUI




TEMA 8 : MARIA DE NAZARET, UNA MUJER INMACULADA


Bookmark and Share


Fichas adaptadas del libro "La Virgen María es María de Nazaret", cuyo autor el Padre Félix Moracho, S.J. publicó por primera vez en Ediciones S.A. Educación y Cultura Religiosa, en Caracas, Venezuela en el año 1989 y ha sido  motivo de varias reimpresiones. 

TEMA 8: MARIA DE NAZARET, UNA MUJER INMACULADA




El pueblo latinoamericano ha llamado y llama a María "La sin pecado" o "La sin mancha". En el Cuzco la llaman "La Linda" y en Lima "La Sola". En Nicaragua, donde "La purísima" se celebra hasta en los caseríos más remotos de las montañas, un antiguo documento remonta la fiesta de "La Inmaculada" hasta el 7 de diciembre de 1742:

"Pongan la noche de este día, por ser Víspera de la limpia y pura concepción de Nuestra Señora, luminarias en sus ventanas y nadie lo excuse".

¿Qué queremos decir los cristianos cuando a María la llamamos "La Inmaculada", "La Purísima"?

¿Qué es lo más grande de María de Nazaret: ser "La Inmaculada" o ser "La Madre de Dios"? ¿Por qué?

 

 

1 - LO QUE LA BIBLIA DICE

En la Biblia no encontramos ninguna afirmación explícita y directa sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

 

 

2 - LO QUE LA IGLESIA AFIRMA

El Papa Pío IX el año 1854, en la Bula "Inefabilis Deus", solemnemente proclama como dogma de fe la Inmaculada Concepción de María:

"Con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la nuestra, declaramos, pronunciamos y definimos que la doctrina que sostiene que la Bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente, en atención a todos lo méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, está revelada por Dios".

¿Qué es lo que nos quiere decir el Papa?

1 - El Papa proclama, con todo el peso de su autoridad infalible, la Inmaculada Concepción como dogma de fe que debe ser creído firme y constantemente por todos los fieles.
2 - Se trata de María de Nazaret, la María de los Evangelios.

3 - El Papa afirma positivamente que María no tuvo pecado original.

4 - María desde el primer momento de existencia como persona estuvo libre de pecado. Es decir: que desde siempre María fue toda y radicalmente de Dios.

5 - Ese es un favor que Dios ha hecho gratuitamente a María. Es el único caso en toda la humanidad. Al menos sólo consta que se le ha concedido a ella.

6 - La santidad de María depende de los méritos de Cristo. Pues, Cristo es el único salvador de todos los hombres.

7 - El Papa no afirma más que el hecho de la revelación. Nada dice de cómo ha sido revelada esta doctrina. Ciertamente no por la Biblia que es la revelación escrita. Podemos decir que la fe de la comunidad cristiana se ha ido abriendo camino a través de los siglos.

 

 

3 - LO QUE LA INMACULADA SIGNIFICA PARA NOSOTROS.

El que María sea "Inmaculada" ¿no la hace totalmente una fuera de serie? Añadiendo nuevos "privilegios" a la corona de María, ¿no la alejamos del pueblo pobre, pecador y creyente?

Puebla nos habla de María y dice:

a - Que "en nuestros pueblos... María constituyó el gran signo de rostro maternal y misericordioso, de la cercanía del Padre y de Cristo" (Puebla 282), "presencia sacramental de los rasgos maternales de Dios (Puebla 291).

b - Citando palabras de la Encíclica "Marialis Cultus" de Pablo VI, dice de María que es "algo del todo distinto de una mujer remisiva o de espiritualidad alienante" (Puebla 293).

 

 

4 - MARIA, LA INMACULADA: SACRAMENTO DE LA OPCION DE DIOS POR LOS POBRES.

Dios ama y defiende a los pobres (ver en Mt. 5,45: St. 2,5) cualquiera que sea la situación moral o personal en que se encuentren, porque su imagen está en ellos ensombrecida y aun escarnecida (Puebla 1.142).

Esa ha sido siempre la conducta de Dios en toda la Historia de la Salvación (lee Dt. 7,7-8; Jer. 22,1-5; Sal 72,3-4.12-14; 1 Cor. 1,26-31; Lc. 4,18; San. 2,5-7, etc. etc.)

María, la que Dios elige para Madre de su Hijo hecho Hombre y, por ello, la hace "Inmaculada", no es otra que María de Nazaret:
Una mujer del pueblo, un pueblo pobre, dominado y despreciado por los poderosos.

Una mujer campesina, desconocida.

Casada con José, un muchacho pobre, emigrante o hijo de emigrantes (lee Lc. 2,4-5).

Que dio a luz a su hijo "y lo acostó en un pesebre, porque no encontraron sitio en la posada" (Lc. 2,7).

Una mujer que terminaría siendo la madre del crucificado injustamente "entre bandidos" (Mc. 15,10; Mt. 27,24; Lc. 23,2-5, 13-15; Mc. 17,27).

María de Nazaret, no solamente fue pobre sino que siempre estuvo al lado de los pobre (Lc. 1,39.56; Jn. 2,1-5), y como Dios, con El, claramente rechazó a los soberbios, a los poderosos, a los ricos (¿Quieres comprobarlo? Lee Lc. 1,46-55).

Dios hace esa "gracia", hace Inmaculada, a la mujer que nace, vive pobre y asume la causa de los pobres.

María, todo lo que es María de Nazaret, personifica esta opción de Dios por los pobres, la parcialidad de Dios en favor de los que "no cuentan" en el mundo. Dios siempre, incondicional, apasionada y exclusivamente a favor de los débiles, marginados, oprimidos, empobrecidos, humillados, y nunca comprometido con los poderosos.

Es el Dios que gratuita y generosamente da a quien nada tiene ni merece. Es el Dios que regala su perdón y su amistad.

El pueblo sabe que María es suya, del pueblo; que, como él ha experimentado la escasez, el destierro, la inseguridad, la angustia, la soledad, el sufrimiento, la paciente espera...

El pueblo sabe también que ella es la preferida del buen Dios, la Madre de Cristo, la Inmaculada.

 

Y por eso, el pueblo acude a ella seguro de encontrar en ella y por ella la ternura, la bondad, las entrañas de misericordia del buen Dios.

María Inmaculada personifica la opción de Dios por los pobres: "El Señor está contigo". El Señor está con María y está con el pobre.

En María Inmaculada ve el pueblo pobre el rostro materno de Dios.

 

 

5 - MARIA LA INMACULADA: LA MUJER COMPROMETIDA

El hecho de ser la Madre de Dios, de ser Inmaculada, ¿se le subió a la cabeza a María? ¿La hizo pasiva y temerosa en su seguridad?

¿Es María como aquellos que se pasan la vida agradeciendo a Dios y celebrando por los privilegios que Dios les ha dado generosamente, sin hacer ellos más nada? ¿O reaccionó María como otros que no se comprometen, no se arriesgan por temor a perder los privilegios que tienen y celosamente guardan?

El Papa Juan Pablo II dice que María, la Inmaculada, respondió activamente "con todo su yo humano, femenino" ("La Madre del Redentor", n. 13) al plan de Dios sobre su reinado en el mundo, al plan de Dios sobre ella en función de ese reinado (ver en Lc. 1,26-38).

El no tener pecado no quiere decir no tener tentaciones, dificultades para cumplir la voluntad de Dios. Las tuvo Cristo (Mc. 1,13; 3,21; 6,1-6ª; 8,11-12.16-21.31-33; 14,32-36; 15,34 etc.) Tampoco a María, sin pecado original, llena de la gracia de Dios, se le dio todo hecho. Toda gracia y privilegio de Dios es también responsabilidad. La gracia de Dios previene y socorre, pero no nos evita las dificultades y tentaciones. María diariamente cooperó con la gracia del buen Dios cuyo poder no nos ayuda a evitarlo todo sino a poder superarlo todo. Por eso María cooperó para que la Salvación, el Reinado de Dios:

Se diese en ella:

Al hacer de su vida toda, en las alegrías y en las dificultades concretas, un sí al plan de Dios.

Recorriendo "todo su camino de fe", con un heroísmo de fe cada vez mayor, a pesar de la "particular fatiga del corazón unida a una especie de noche de fe", sin ceder a la desesperación, a la amargura, a la venganza, acogiendo al pie de la cruz aun a los verdugos de su hijo (ver Jn. 19,26). La Inmaculada nos dice que la victoria sobre el pecado es posible, concreta y real en cada uno de nosotros.

Se diese en el mundo:

Puebla dice, citando las palabras de Juan Pablo II, que María "en el Magnificat se manifiesta como modelo para quienes no aceptan pasivamente las circunstancias adversas de la vida personal y social, ni son víctimas de la alienación" (Puebla 297) y "proclama que la salvación tiene que ver con la justicia hacia los pobres" (Puebla 1.144). Y de nuevo, citando las palabras del mismo Juan Pablo II, afirma Puebla: que "De María... parte también el compromiso auténtico con los demás hombres, nuestros hermanos, especialmente por los más pobres y necesitados y por la necesaria transformación de la sociedad" (Puebla 1.144). La Inmaculada nos dice que la victoria sobre el pecado es también posible, real y concreta en nuestra sociedad.

María, La Inmaculada:

 

  • No fue la madre posesiva que retiene a su hijo para sí.
  • Lo dejó ser libre.
  • Colaboró en su obra liberadora hasta la cruz (Jn. 19,25).
  • Hasta el nacimiento de la iglesia en Pentecostés María oró juntamente con los apóstoles (Hch. 1,14 ; lee Hch. 2,1-4).

 

 

 

REFLEXIONA Y RESPONDE

1 - El pueblo presenta a María, La Inmaculada, serena, limpia y sencilla, pisando triunfadora a la serpiente del mal que rodea con su veneno al mundo. ¿A qué nos invita esa representación de María?
2 - Explica en qué sentido María es el gran signo, de rostro maternal y misericordioso, de la cercanía del Padre y de Cristo.

3 - ¿Cómo traduces tú en tu vida el compromiso de María en la suya?

4 - La Inmaculada nos dice que Dios es más fuerte que el pecado. Y él triunfará definitivamente en nosotros, en el mundo. En María no hay pecado, no hay mentira, no hay violencia. ¿Y en tí? ¿Cómo superarás eso? "En todo somos vencedores, gracias a Aquel que nos amó" (Rom. 8,37)

5 - ¿Qué puedes hacer para superar el mal colectivo de la injusticia, del abuso de poder, de la discriminación por el color de la piel, por mentalidad, por militancia en partidos o ideologías políticas distintas?



   



 


Autor: "La Virgen María es María de Nazaret", Félix Moracho, S.J.
Ediciones S.A. Educación y Cultura Religiosa, Caracas, Venezuela 2009. Ilustración: Inmaculada Concepción, Patrona de Nicaragua

SE PUEDE usar este material con toda libertad, citando la fuente.




www.discipulomisionero.com | Todos lo derechos reservados